¿Qué es una ecografía 5D?

¿Qué es una ecografía 5D?

Las ecografías o también llamadas ultrasonidos, en el ámbito obstétrico, nos permiten ver al futuro recién nacido antes de su nacimiento, algo que por supuesto los futuros padres ansían con ilusión y también comprobar el estado del bebé, la placenta, el útero, cualquier control que deba hacerse a través de ellas. Existen varios tipos de ecografías prenatales, 2D, 3D y 4D, hasta la llamada ecografía 5D. Vamos a explicarlas una por una para diferenciar a la más avanzada de sus anteriores.

Ecografía 5D en Alicante

La ecografía más habitual en los centros médicos es la 2D, dos dimensiones y a tiempo real, aunque la imagen podría volverse borrosa si el feto se mueve. El médico a cargo podría llevar a cabo varios intentos para captar e imprimir la imagen adecuada. En el monitor, las imágenes son en blanco y negro, planas, aunque en tiempo real y con movimiento a pesar de todo. Una vez realizada esta ecografía en el hospital o clínica, se imprime la foto.

Una ecografía en 3D, sin embargo, permite una visión de tres dimensiones mucho más voluminosa y clara, una técnica utilizada desde los 80 y principios de los 90 otorgando una resolución y nitidez impresionantes en comparación a una ecografía estándar 2D, que será siempre la que se utilice en los ámbitos sanitarios. La 3D nos enseña al feto con mayor color y realismo, pudiendo ver ya algunos rasgos del bebé aunque de una manera algo borrosa y sin movimiento.

Por otro lado, las ecografías 4D representan la mayor innovación en el ultrasonido, se trata de un vídeo de la ecografía del feto en el interior del vientre, en movimiento real, se pueden ver los gestos del pequeño, su forma, etc. Esta ecografía al igual que la anterior 3D no es sin embargo una que se realice siempre, requiere un pago adicional en centros especializados.

La ecografía en 5D, es la misma que la 4D, que viene mejorada en calidad de todos los modos posibles. Esta ecografía contaría con un software de procesamiento y tratamiento volumétrico que otorga a la imagen del bebé una mayor resolución, nitidez y unos increíbles tonos de sombras que crean una visión muy realista de la cara del niño. Además, la ecografía 5D puede verse sin muchas de las sombras y obstáculos de la 4D, sus imágenes son tan realistas que es como tener ya al bebé delante incluso pudiendo notar el tono de su piel.

Otro punto a favor de la 5D, es que es un método eficaz de detección temprana de cualquier tipo de problema o patología. Son un complemento a las ecografías en 2D, y un procedimiento que no daña ni a la madre ni al bebé.

Se recomienda realizar este tipo de ecografías al principio del tercer trimestre de embarazo, entre las semanas 24 y 30, ya que se obtendrían así las imágenes de mejor calidad. Existen algunos consejos para preparar el momento y obtener las mejores imágenes, como por ejemplo, no usar crema hidratante las anteriores 48 horas, beber agua abundante los días previos para ayudar a clarificar el líquido amniótico y otorgar nitidez, evitar bebidas con cafeína en las horas previas, y sobre todo llevar ropa cómoda, ya que todo este proceso durará entre 45 minutos y una hora en la que la madre deberá estar tumbada y es importante disfrutar de una experiencia tan bonita al máximo. El precio en Alicante para la ecografía 5D es entre 60 y 200 €, con la opción de ser entregada en CDS, fotos, e incluyendo una revisión de peso doppler por parte del ginecólogo así como una revisión de órganos.

Deja un comentario