Pediatra en Alicante

Pediatra en Alicante

Elige al mejor pediatra para tu hijo:Consejos y recomendaciones

Cuando vas a elegir un doctor para que atienda a tus niños, ¿qué factores inciden en tu decisión? ¿Es el ambiente que percibes en la consulta del especialista? ¿Es tu intuición? ¿Son las referencias? ¿Es una mezcla de todos, sumado a la disponibilidad del médico para brindar servicios en un horario que te resulta favorable? En cualquier caso, el pediatra de tu hijo colabora en la estimulación de su desarrollo físico y mental y, por consiguiente, en su estado de salud. Siéntete libre de visitar tantas consultas como necesites hasta quetú tu pequeño se sientan a gusto.

El mejor momento para comenzar es cuando aún estás embarazada.  En esa etapa eres muy intuitiva y tendrás mucho que aprender para poder cuidar y enseñar a tu hijo buenos hábitos de salud. Encontrar al médico que se encargará de atender a tu bebé es tan importante como comprar sus artículos básicos y es una tarea que debes programarte a partir de las 30 semanas con carácter prioritario. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para guiar tu búsqueda:

Los primeros pasos

Obtén un listado de profesionales disponibles en tu Centro de Atención Primaria y asegúrate de tratar únicamente con personal altamente cualificadas. Si tienes un seguro, puedes pedir a tu aseguradora una relación de los especialistas activos. No dudes en preguntar a tus amigos, familia acerca de los factores en los que puedes basar tu búsqueda , por supuesto, pide y valora las referencias que puedan ofrecerte.

Programa una entrevista

Una vez que hayas elegido entre tus referencias o los candidatos de tu lista, programa una cita prenatal y pregunta todo lo que sea necesario hasta que quedes convencida. No te tomará más de 15 min y podrás, además, ver la disponibilidad del médico; un especialista que se rehúse a compartir unas palabras acerca de la atención médica de tu hijo no sería, en ningún caso, una buena elección. No temas considerar para tu elección factores como tus impresiones, la personalidad del médico y hasta tu intuición.  Lo correcto es que te sientas a gusto y segura, que percibas que los miembros de la entidad disfrutan de la atención a los pequeños, que el médico está interesado en el bienestar del niño, entre otros.

La decisión 

Si has realizado una entrevista exitosa, no te constará elegir al candidato perfecto para encargarse de la salud de tu pequeño. Estos son algunos aspectos que no debes pasar por alto para decidirte por un especialista en específico.

• La disponibilidad del médico y su facilidad para responder ante una emergencia

• La adecuación del horario de la consulta con tu horario de trabajo

• Los intereses médicos y conocimientos especiales en lo relacionado con la pediatría

• Cómo localizarlo a él, a su enfermera o al equipo médico con que labora ante una emergencia

• Disponibilidad para responder llamadas fuera del horario de la consulta y si es gratuito el servicio atención telefónica

La primera consulta

El bebé debe acudir a la consulta por primera vez durante las primeras dos semanas si su permanencia en el hospital ha sido de 48 a 72 horas. En ese momento el experto reconocerá al pequeño, lo examinará cuidadosamente y te dará algunos consejos para ayudarle a comprender el desarrollo de tu hijo.

Cambiar a tiempo

Si por determinada razón no estás completamente a gusto con el pediatra que está atendiendo a tu hijo, ya sea este un profesional asignado por el sistema de salud de tu comunidad, por el mismo centro de maternidad o por tu propio criterio inicial; no dudes en buscar un sustituto. Un cambio a tiempo evitará problemas en el futuro; contacta con otro especialista. 

Aun cuando tu pequeño esté siendo tratado por un pediatra asignado por tu plan de atención de salud, puedes pedir nuevamente una lista, la cual será bastante amplia, y encontrar a un experto con el que te sientas completamente complacida. En esos casos, dirígete al personal administrativo y pide orientación, es  su deber facilitarte los pasos a seguir para encontrar a un pediatra adecuado a tus horarios, preferencias y personalidad. Sabrás que están en presencia del candidato ideal cuando tú y tú pequeño se sientan relajados, conformes y seguros.

Deja un comentario